Mi Esposa Tenía Un Martillo En Una Mano... y Mi Hombría En La Otra

 

Hola, me llamo Guillermo y estás a punto de leer una historia real que es tan impactante que seguro va a cambiar la manera que piensas sobre tu pene para siempre.

Francamente, estoy aterrorizado de compartir esto contigo porque - honestamente - es lo más aterrador y humillante que alguna vez haya experimentado.

Lamentándolo mucho, lo mismo pudiera pasarte a ti.

Y por eso te voy a revelar qué hice cuando mi disfunción eréctil casi destruyó todo lo que alguna vez amé en mi vida.

He decidido contar mi historia porque - durante este oscuro y terrible capítulo - logre descubrir la verdad sobre la disfunción eréctil que nadie más te está informado; información basada en ciencia que está completamente documentada por las mayores instituciones de investigación alrededor del mundoque prueban que la disfunción eréctil no tiene nada que ver con baja testosterona, edad o tenga relación con algo que esté ‘mal’ contigo.

Si crees que los suplementos de testosterona o terapias T son la solución,es hora que descubras y destapemos lo que realmente está pasando. Porque en esta corta presentación, vas a aprender como yo borre permanentemente mi disfunción eréctil en unas pocas horas, sin:

¿El resultado?

Fui capaz de retroceder el reloj y tener cada vez que quiero erecciones duraderas y duras como la piedra que le dan a mi esposa un placer que no había sentido en años. Estoy hablando de esas casi-muy-grandes-erecciones-que-todas-las-mujeres-aman que tenías cuando eras un adolescente.

¿Te recuerdas?

Bueno, si sigues la técnica que he descubierto, tu también puedes experimentar los mismos resultados, empezando hoy mismo. Y no importa qué edad tengas, desde hace cuánto tiempo tienes los problemas de erección o aún cuando no hayas tenido un ‘problema’ sino que sencillamente estás buscando un impulso a tu vida sexual.

Y, sí, si no te crees lo que te digo, lo entiendo perfectamente. Yo tampoco lo creería. De hecho, antes de revelar toda la verdad, yo creía, así como todo el mundo, que tenía que sostener mi cabeza llena de vergüenza, comprar esas pastillas azules, y esperar y rezar que funcionaran… y que finalmente reclamara victoria en el dormitorio. La realidad es que los únicos que están ganando son las compañías como Pfizer, Bayer y Sanofi - las grandes farmacéuticas - y los billones que ellos hacen gracias a nuestra vergüenza.

Así que si quieres cambiar todo esto, solo escucha lo que tengo que decirte. Si tienes cinco minutos, te voy a explicar la sencilla razón científica detrás de mi descubrimiento y te voy a enseñar como tratar tu disfunción eréctil con una simple, pero probada técnica. Es la manera que finalmente podrás recuperar tu vida sexual en tus propios términos.

Y eso es precisamente lo que más de 48,742 hombres ya han experimentado

Hombres como Roberto Arredondo de Tijuana, Mexico, que no creía al principio, pero… escucha lo que el tiene que decir y verás a qué me refiero:

Y Andrés Gomez de Buenos Aires, Argentina, que compartió con nosotros:

Y Leonardo Paredes de Medellín, Colombia, que escribió diciendo:

Eso es solo una muestra de los cerca de 50.000 hombres que ya han usado lo que te voy explicar en esta breve presentación para eliminar completamente tu disfunción eréctil para siempre. Ellos ya están disfrutando más sexo, mejor y mucho más fuerte que nunca antes… y ahora tu también puedes.

De hecho, tu puedes empezar a obtener resultados en tan solo unas pocas horas a partir de este momento!

Estoy seguro que quieres ir directo al grano, ¿verdad?

Bueno, para entender por qué mi descubrimiento funciona tan bien y por qué nadie está hablando de éles importante que sepas un poco de mi y de mi historia.

Como te mencioné antes, mi nombre es Guillermo Grua, tengo 52 años y actualmente vivo en Lincoln, Nebraska. Fue casi hace 4 años que mi esposa, Sarah, levanto un martillo por encima de hombría. Como te podrás imaginar, fue completamente inesperado, especialmente ya que pasó en su cumpleaños 50.

Yo sabía que cumplir los grandes 50 sería duro para Sarah. Pero no tenía ni idea lo que realmente estaba pasando dentro de su cabeza. Yo pensaba que era lo típico que la gente experimenta cuando se pone mayor.

Comprarle joyas siempre funcionó en el pasado, así que había ahorrado para comprarle un brazalete de diamante. Ella tenía meses viéndolo así que sabía que le iba a gustar…Estaba muy equivocado!

Había planeado llevarla a una cena en su cumpleaños y darle el brazalete de postre. Sin embargo, era un día lento en el trabajo, así que decidí irme a casa temprano para sorprenderla.

Poco sabía que el que iba a recibir la mayor y más dolorosa sorpresa del día, iba a ser yo!

Yo quería hacer que la sorpresa fuese lo mejor posible, así que aparqué en frente de la casa del vecino y me cole por la puerta trasera. En una mano, tenía el brazalete envuelto y en la otra, un bouquet de sus flores favoritas. Esta muy orgulloso de mi mismo.... “Este iba a ser un maravilloso cumpleaños después de todo” pensé. Mientras me colaba por la cocina la escuché hablando en el otro cuarto.

Miré a escondidas y me di cuenta que no solo estaba hablando. Estaba llorando.... Y mucho. Estaba sentada en el sofá con su amiga Jean que tenía sus brazos alrededor de ella.

Y ahí fue cuando pasó. ...Me corto hasta el corazón. Tan profundo. Y todo tan rápido...

“Si lo amo” le explicó a Jean. “El es un buen hombre, Y tenemos más de 30 años casados. Pero si te soy honesta, extraño tener sexo. Quiero decir, realmente lo extraño. Y más que eso, extraño tener un hombre de verdad. Me siento terrible por decir esto, pero es verdad”.

Mientras me caída de rodillas del horror, ella continuaba:

“El simplemente no puede.., hacer lo que solía hacer - si sabes a lo que me refiero. El fue el primer hombre en darme placer de verdad. Ahora, es casi como si el no sabe como darle placer a una mujer. Me hace sentir tan poco atractiva. Tendré que sentirme insatisfecha por el resto de mi vida?

Sentí que me iba a enfermar cuando me dio el último golpe:

“Estoy avergonzada de admitirlo, pero cuando salgo, muchos hombres se interesan por mi, y la verdad es, que me gusta mucho. Y cuando estoy sola me encuentro pensando en estos hombres y lo que sería si pasara la noche con ellos. No estoy segura que realmente lo haría, pero es muy tentador”

En ese momento sentí como si hubiese tomado un martillo y me lo hubiese pegado en mi entrepierna.

Mi corazón llego al suelo.

Esos segundo se sintieron como una eternidad. Y ese dolor se hizo más fuerte con cada palabra que ella decía. No recuerdo como salí de la casa, o como terminé en el estacionamiento de Starbucks, pero ahí estaba...completamente enfermo. Estaba horrorizado. Estaba molesto.

Yo no sé si alguien ha cuestionado tu hombría, pero cuando tu mujer de tres décadas dice que no eres hombre hombre de “verdad” - cuando se ve a si misma con otros hombres - simplemente no hay peor sentimiento que ese.

Es como si hubieses defraudado a la única persona que realmente importa en tu vida. Sientes que eres una vergüenza. Que no puedes ni siquiera satisfacer a tu propia esposa. Pensé que iba a enfermarme físicamente ahí mismo en el coche.

El problema es que ella tenía razón. Si iba a ser realmente honesto conmigo mismo, mi miedo de tener una erección, regular y completamente dura, y poder mantenerlas en el tiempo, es lo que mato nuestra vida sexual. Sí, dormíamos en la misma cama, pero como ponerme duro cada vez se hacía más difícil, simplemente me había rendido. Y, mientras que las pastilla para la disfunción eréctil que mi médico me receto parecían funcionar al principio, los efectos secundarios me estaban matando.

Y no eran solamente los calambres, dolores de cabeza, diarrea o los dolores de pecho. A $8 dólares por pastilla, me iba a gastar cientos de dólares en algo que a veces funcionaba. Y si tu lo tuvieras que hacer, sabes que no hay nada más humillante como hombre que tener que estar ahí en la farmacia para comprar unas pastillas porque no se te para más. Eso si te hace sentir poco hombre. Era horrible.

Pero era una situación imposible. ...Si no usaba las pastillas, era casi seguro que no iba a tener una erección. Aún cuando si las tenía, los resultados no estaban garantizados. En más de una ocasión, yo iniciaba el sexo y ahí mismo tenía que darme la vuelta completamente avergonzado porque estaba blando como un espagueti mojado y no podía satisfacer a mi mujer. Era un completo desastre. Y era una de esas cosas que simplemente no hablas con ella… lo que hacía todo diez veces peor.

Es importante que sepas que - así como mi mujer le dijo a su amiga - yo antes si que podía tener duras, grandes y duraderas erecciónes cada vez que yo quería. Antes de los últimos años, nunca había tenido ningún tipo de problemas como estos.

Quizás tomé eso como un símbolo de mi hombría. Era común para mi tener sexo diario - o multiples veces al día - y ser capaz de satisfacer a mi pareja una y otra vez. Perder eso, bueno, duele. Y profundamente. Y así fue como me metí en ese lío y como termine en Starbucks pensando sobre mi vida.

Como pasó todo esto? Que estaba mal en mi? Por qué todo esto tenía que ser tan difícil? Era esto TODO un resultado de envejecer? Si era así, ponerse viejo iba ser TERRIBLE.

La verdad es que no tenía ni idea. Pero, lo que sí sabía era que yo no podría vivir sabiendo que mi esposa no piensa en mí como un "hombre de verdad". Si era la humillación, el orgullo, o simplemente el amor a mi mujer,me decidí en ese mismo momento para hacer todo lo posible para recuperar mi hombría, para acabar con mi disfunción eréctil, y para poner fin a este horrible capítulo de mi vida.

Y, si, me encantaba el sexo al igual que a ti, así que yo estaba decidido a averiguar qué exactamente estas recetas tradicionales para la disfunción eréctil estaban realmente haciendo, y - más importante - ver si podía encontrar otras soluciones que podrían funcionar sin todos los efectos secundarios y costos elevados

Durante el próximo mes, pasé casi todas las noches en mi oficina. Durante horas y horas, estuve en la Internet en busca de una respuesta, la que fuera. Encerrarme en la oficina ayudo a mi relación? No, en absoluto. De hecho, hizo las cosas peor de lo que ya eran. Creo que tenía miedo de que yo estaba teniendo un romance en línea o la estaba evitando a ella, o ... bueno, ¿quién sabe?

Todo lo que sé es que he tratado de hacer todo lo que pude para hacerle saber que la amaba.

Mira, yo estaba obsesionado. Me había convencido a mí mismo que la búsqueda de una cura - algo natural, algo que estaba pasando por alto, algo que simplemente tenía que estar allí - iba a hacer que este difícil momento valiera totalmente la pena. Si tan sólo pudiera encontrar una manera de terminar mi disfunción eréctil, todo estaría bien. Eso es lo que yo estaba diciéndome a mí mismo.

Porque no importa lo joven o viejo que uno es, si uno no tiene una vida sexual sana con su pareja, se arriesga todo. Debido a que, sin ella, no eres nada más que compañeros platónicos, ¿verdad? Necesitaba que Sarah supiera que ella me excitaba tanto hoy como lo hizo hace casi 30 años. Y es por eso que simplemente tenía que resolver esto.

Como te puedes imaginar, me encontré con un montón de retos y obstáculos. Al mismo tiempo, descubrí una información impactante. ¿Qué tipo de información? Bueno, para empezar, resulta que aquellas terapias de testosterona para la disfunción eréctil que se oyen hablar todo el tiempo en la televisión y en las revistas, en realidad sólo funcionan en alrededor del 5% de los hombres.

Los médicos de la Universidad de Columbia y otras universidades respetadas han demostrado que no sólo los tratamiento de testosterona no benefician a la mayoría de los hombres, sino que además estas inyecciones, cremas y geles que pueden costar hasta $ 2,000, se están relacionando con cosas "divertidas" como ataques al corazón , coágulos de sangre, problemas de hígado e inclusive cáncer de próstata.

No es de extrañar que la FDA está considerando seriamente la prohibición de ellos. Tremenda “cura”, ¿no?

Y, a pesar de que ya había intentado esas pequeñas píldoras azules, quería realmente entender cómo los medicamentos como Viagra, Cialis y Levitra funcionaban. Sabía que eran increíblemente caras, pero lo que descubrí cuando indague un poco más, fue lo que realmente me aterrorizo. Yo pensé que lo tenía mal con mis efectos secundarios relativamente menores, pero yo estaba en shock, cuando me enteré de que estos medicamentos también pueden causar ...

  1. Problemas de memoria
  2. Pérdida repentina de audición o visión
  3. E Inclusive latidos del corazón irregulares y dolores de pecho.

... lo creas o no, eso es sólo una pequeña muestra de los potencialmente desastrosos efectos secundarios!

Así que, ahí estaba yo. Había estado haciendo este trabajo de investigación todas las noches durante casi un mes. Me estaba quedando sin ideas y parecía que me estaba quedando sin opciones también. Fui tan lejos como para ver si habían ejercicios que podía hacer para mejorar mis erecciones. Antes de reírte, piensa en ello: las erecciones son todo sobre conseguir sangre a tu pene, ¿no? Así que si el ejercicio aumenta la circulación, pensé que podría ayudar. Probablemente no tengo que decirte, pero no hay investigación que conecte el ejercicio y las erecciones....

Pero… valía la pena intentarlo, ¿no?

Y, aunque estoy seguro de que todos estamos de acuerdo en que ir al gimnasio un poco más a menudo sería una buena cosa, la verdad es que no te va a ayudar en tu disfunción eréctil. Así que, ya habían pasado un mes desde que mi esposa me me diera en el centro de mi hombría.

Había pasado todo este tiempo tratando de encontrar una solución, y que tenía para mostrar como resultado? ¿Estaba realmente condenado a vivir el resto de mi vida en un matrimonio roto, como un poco hombre, incapaz de complacer a mi propia esposa? O, peor aún, que me dejase para salir con otro hombre? No podía soportar la idea de Sarah tuviese una aventura. Era esto como sería mi vida?

De hecho, la situación se puso tan mal que en realidad estuve así de cerca de decirle yo mismo a mi esposa que tuviese una aventura. Así al menos sabría lo que estaba ocurriendo en lugar de que se fuera a mis espaldas. Sin embargo, fue en ese momento exacto en que recordé de nuevo su cumpleaños, ahí en la cocina, sus palabras clavándose como cuchillos.

Sí, me sentí totalmente castrado, pero también me acordé de lo triste que Sarah sonaba, lo mucho que quería a su marido, lo desesperada que estaba.

Así que, yo sabía que tenía tres opciones: podía molestarme con ella - a pesar de que era inútil, porque - no importa lo difícil que era admitir - ambos sabíamos que ella tenía razón; Podía no hacer nada, pero obviamente eso no iba a arreglar las cosas; o podía seguir trabajando y encontrar la respuesta.

Nunca había sido un gran optimista, pero en ese mismo momento supe que no podía fallar - todo dependía de mí para encontrar una manera de terminar mi disfunción eréctil de forma permanente. Y, yo sabía que tenía que encontrarla rápidamente o sería demasiado tarde.

Así que seguí en ello. Noche tras noche. Y, menos mal que lo hice. ¿Por qué? Porque pocos días después, me encontré con algo que cambiaría todo y que había sido tan difícil de conseguir. Me topé con algo que a la larga sería la salvación que estaba buscando:

algo que me dio (y todavía me da hasta hoy casi cuatro años después) la capacidad de tener erecciones cada vez que quiero - fuertes, firmes, y no hay otra manera de decirlo, erecciones GRANDES que duran. Y, ahora, esta misma solución ha permitido a más de 48,742 hombres obtener estos mismos resultados impresionantes.

Esto es lo que sucedió

Así que, como te puedes imaginar, yo estaba bastante desanimado. Yo no parecía estar haciendo ningún progreso con los tratamientos tradicionales y con las medicinas. El ejercicio no estaba ayudando tampoco. E, incluso fui tan lejos como para probar esos productos que venden por la tele del tipo ”prueba gratuita", como Extenze.

Todos eran callejones sin salida. Por lo tanto, antes de que me diera por vencido, me decidí a investigar más profundo. Yo iba a ir más allá de los productos para tratar los síntomas de la disfunción eréctil y averiguar la raíz del problema. Fue entonces cuando me entregué por completo a la verdadera investigación - las revistas científicas, los estudios médicos, la fisiología detrás de todo esto ... y es entonces cuando tuve mi Momento “Eureka”.

Cuando haces las cosas por partes, entender la disfunción eréctil, no es física cuántica. Tu puedes pensar que es algo súper científico, hiper-complicado, pero cuando llegas al grano, es bastante básico.

Déjame explicarte...Y, no te preocupes que no va a necesitar un post-grado en anatomía para entender lo que estoy a punto de compartir. Para descubrir lo que causa la disfunción eréctil, tenemos que entender primero lo que sucede cuando tienes una erección.

  1. Tu pene tiene dos cámaras, conocidas como los cuerpos cavernosos.
  2. Estas cámaras están llenas de vasos sanguíneos. Puedes pensar en ellos como una especie de esponjas.
  3. Cuando hay estimulación, se supone que estos vasos sanguíneos se abran o relajen para permitir que la sangre de las arterias los llenen; es probable que vea dónde va esto, ¿verdad?
  4. Por lo tanto, una vez que se llenan y hay “presión" y Voila! Tienes una erección.

Todo muy sencillo: te excitas. Bombeas un poco de sangre. Creas presión. Y, ahí lo tienes!

El problema es que, si estás sufriendo con problemas de disfunción eréctil o simplemente parece que no puedes tener erecciones tan firmes o tan grandes como antes, quiere decir que las cosas no están funcionando como se supone que deben. ¿Por qué pasa esto?

En su forma más básica, los vasos sanguíneos de tu pene simplemente no se están relajando completamente. Como resultado, la sangre no está llegando a tu pene. Y, si eso no sucede, no tienes una erección.

¿Puedes creerlo? ¿Puedes realmente creer que eso es todo lo que hay sobre la disfunción eréctil? De hecho, este tema es más o menos el centro de todos los problemas de erección. No es algo en tu cabeza. No es algo que está “malo en ti". No es porque tienes una maldición o estás condenado a no tener una erección de nuevo. Y no, no soy yo que estoy simplemente diciendo esto.

Estudio tras estudio realizado por las universidades más prominentes han demostrado esto una y otra vez.

Tus vasos sanguíneos no se están relajando. La sangre no está fluyendo. Las erecciones no están sucediendo. Eso es. Punto. Fin de la historia.
Y, eso es exactamente lo que me hizo pensar ...

Tomar píldoras no podía ser la respuesta para algo tan fundamental, tan natural, tan básico como tener una erección. Tiene que haber una mejor manera de abordar este tema sin drogas.

Yo estaba dispuesto a intentar cualquier cosa e incluso estudiar remedios antiguos. Resulta que esta cosa que llamamos "disfunción eréctil" ha aparecido en toda la historia, y casi todas las culturas tienen sus propias ideas de cómo tratarla. Y, créeme, algunos son realmente descabellados; comer corazones de cocodrilo bebé, escarabajos molidos, e incluso los testículos de mono. Algunas de sus ideas no eran tan extremas, como las flores de loto y cuernos de venado.

Así que he intentado todos los que he podido encontrar. Y documenté todos mis resultados.

Lamentablemente, esos "resultados" eran bastante decepcionantes. En todo caso, los efectos secundarios de estos llamados remedios no habría valido la pena incluso si hicieran su trabajo. Las mezclas de hierbas que encontré en línea y en mi tienda local de alimentos no funcionaron mejor tampoco. Terminaron haciéndome sentir mareado, enfermo del estómago, y la mayoría de ellos olían muy raro, así que no creo que mi esposa hubiera querido estar conmigo de todos modos.

Al mismo tiempo, yo también empecé a explorar cosas como el yoga tántrico, la respiración meditativa, y ejercicios de relajación ... todas las cosas para tratar de conseguir que mi cuerpo se relaje. Y, mientras que sí me sentí más tranquilo, no hubo ningún cambio en mis erecciones. Otro obstáculo en el camino...

Pero había llegado demasiado lejos para darme por vencido ahora. Por lo tanto, me puse a buscar investigaciónes biológicas para ver si podía descubrir alguna pista allí. Y ahí es cuando las cosas finalmente comenzaron a hacer clic. Mira, yo descubrí que nuestros cuerpos están llenos de ciertas enzimas, aminoácidos y sustancias de origen natural que son directamente responsables de la relajación de los vasos sanguíneos y de aumentar el volumen de sangre que se bombea a través de tu cuerpo.

Si no tienes suficiente cantidad de estas, cosas como la disfunción eréctil puede ser el resultado.

Pero, aquí está el detalle: tú puedes encontrar estas enzimas y aminoácidos en suplementos y alimentos del día a día; cosas que están en este mismo momento en las estanterías de tu supermercado local; artículos que se han demostrado en innumerables estudios que hacen lo mismo que yo había estado buscando: abrir los vasos sanguíneos y aumentar el flujo de sangre.

En otras palabras, si tan sólo pudiera determinar cuál de estos compuestos totalmente naturales afecta con mayor eficacia en el pene específicamente, el resultado debería ser la capacidad de obtener y mantener erecciones de nuevo, ¿verdad? Bueno, esa fue mi corazonada, y como yo no tenía otras opciones, seguí por este camino.

Durante días, leí cientos de artículos de investigación en busca de los nombres de estas enzimas "milagro" y aminoácidos. Ninguna de las investigaciones fue específicamente sobre la disfunción eréctil, pero tuve la sensación de que estaba en el camino correcto. Una vez que había compilado una lista bastante completa, comencé la búsqueda de alimentos y suplementos que contienen estos compuestos. Me sorprendió cuántos eran, y que la mayoría de ellos son de fácil acceso.

Así, con mi lista en la mano, me dirigí a mi tienda local, compré la selección de alimentos más extraña que había visto nunca, y comencé mi prueba esa misma noche.

Al igual que todas mis otras investigaciones, anotaba todo lo que hacia.

Bueno, aunque yo esperaba conectar un homerun a la primera, no sucedió de esa manera. En ese mes siguiente, creo que probe más de 50 combinaciones diferentes de diversos alimentos y suplementos. ¿El resultado? Sí, lo has adivinado: nada. Mirando el lado positivo, yo estaba aprendiendo sobre los alimentos cuyos nombres ni siquiera podía pronunciar - muchos de los cuales sabían muy bien. Pero, ese no era el punto de mi investigación, sobre todo porque todo este tiempo mi esposa y yo estábamos caminando sobre el hielo más delgado y créeme… cada vez era más delgado.

De hecho esa noche, tuvimos una gran discusión....Y eso es lo que yo estaba pensando a medida que me quedaba dormido: lo mucho que la amaba y lo mal que me sentí que la estaba defraudando.

Afortunadamente, a pesar de que no lo sabía, mientras mi cabeza se apoyaba en la almohada, un gran avance estaba a un solo día de distancia.

Me desperté a la mañana siguiente y me quede tumbado en la cama por un rato, sólo pensando sobre cómo sería el día. La verdad es que no había dormido muy bien. Sarah, que ya se había levantado, podía oírla hacer el café en la cocina....

Y, fue ahí cuando sucedió. Me di la vuelta y me di cuenta que estaba completamente duro!

Cuando digo "duro", quiero decir que tuve una erección enorme; casi demasiado grande. Yo no lo podía creer. Pensé que tal vez estaba soñando, pero - no - esto era real. Salté de la cama. Corri a la cocina. Agarré la mano de mi esposa y la coloque sobre mi erección. Estaba confundida al principio, pero cuando sintió lo increíblemente duro que estaba, entendió inmediatamente lo que estaba pensando. En cuestión de segundos, estábamos de vuelta en el dormitorio echando uno de los mejores polvos de nuestras vidas.

En un instante, todo el dolor, todo el miedo, toda la tristeza parecía irse. Probablemente ayudó que en la próxima hora, tuvimos el sexo más apasionado y erótico que habíamos tenido en años. Y, aún tan difícil que era para mi de creer, nunca perdí, ni siquiera una vez, el vigor de mi erección.

Después de que ella tuviese su tercer orgasmo, se dio la vuelta y me preguntó: "¿Qué diablos está pasando?" Quería saber si yo había tomado una dosis doble de Viagra o algún nuevo medicamento. En ese momento, yo tenía que contarle toda la verdad. Así que, le conté todo: desde escuchar su conversación:Pararme en Starbucks y sentir que el mundo se me acababa. No sentirme como un verdadero hombre. Incapaz de satisfacer a mi mujer.

Compartí el dolor, la ira y la impotencia. Y, por supuesto, le dije acerca de todo lo que había estado haciendo durante los últimos cuatro meses para tratar de recuperar mi hombría. No dejé ningún detalle sin contar.

Su primera reacción no fue lo que esperaba. Ella estaba molesta conmigo que yo no se lo había dicho antes. Pero, unos instantes después, ella me decía: "Oh, Guillermo. Tu realmente me debes amar. Y aquí estaba…yo no sabía lo que estaba pasando y me temí lo peor... Hablamos durante otros treinta minutos, luego lo que dijo a continuación puso el temor de Dios en mí: vamos a hacerlo de nuevo

Una avalancha de pensamientos me golpeó todo a la vez: ¿Qué pasa si no puedo conseguir levantarlo? ¿Qué pasa si se trataba de un golpe de suerte? ¿Y si la decepciono de nuevo? Yo estaba pensando en todo esto cuando Sarah empezó a besarme suavemente el cuello... Y BOOM!Otra vez! Tuve otra erección que era aún más poderosa que la primera. Era increíble...

Y ese es el momento en que mi vida cambió para siempre. Fue el momento en que recuperé mi hombría.

Tuvimos sexo dos veces más ese día, y luego de nuevo a la mañana siguiente. Lo que yo había "hecho" estaba funcionando. Ahora, yo sólo tenía que averiguar qué es exactamente lo que era. Yo había estado tomando una gran cantidad de diferentes combinaciones de alimentos y suplementos, así que necesitaba identificar cuál había sido la solución realmente.

Afortunadamente, yo había estado tomando notas. Así que, simplemente repetí lo mismo que había hecho el día anterior. Y fue tan fácil. Implicó el consumo de una serie de alimentos todos los días junto con un complemento específico. Eso es. El truco consistía en conseguir la sincronización y la cantidad correcta en todo. Y, puesto que yo había escrito todo, era sólo una cuestión de seguir los mismos pasos exactos.

¿Funcionó? Bueno, todo lo que diré es que en la noche sólo me las arreglé para llegar a la mitad de la cena antes de tener que correr a la habitación para una noche larrrrga de hacer el amor.

Y eso es lo que pasó noche tras noche, día tras día. Sentíamos como si fuéramos adolescentes de nuevo. Tuvimos más sexo en el mes siguiente de lo que yo creo que habíamos tenido durante todo nuestro matrimonio. Y, no fue sólo la cantidad tampoco. La calidad de las relaciones sexuales - lo duras que eran mis erecciones y cuánto tiempo podría durar - fue increíble.

Todo lo que mi esposa tenía que hacer era mirarme de cierta manera y me excitaba. Era mejor que lo que cualquiera de nosotros dos podría haber imaginado.

Pronto descubrí que había un montón de alimentos que podía comer que generaría exactamente los mismos resultados. La clave era asegurarse de que estaba recibiendo los aminoácidos, enzimas y proteínas en las cantidades adecuadas en el momento adecuado del día y combinarlos con los suplementos correctos. Cuando lo hice, yo seguía teniendo lo que mi esposa llamó “sus erecciones a la carta".

El problema era que en realidad estaba teniendo demasiadas. Con solo pensar en mi esposa ya me ponía duro. Esto estaba bien si yo estaba en casa. No eran tan bueno cuando yo estaba en una reunión con mis jefes (sí, eso realmente sucedió).

Por suerte, era una solución fácil. Simplemente ajusté mi plan de alimentación y la "potencia" disminuyó. Y, por supuesto, documenté todo en mis notas. Fue en esta época que mis compañeros de trabajo y amigos notaron el cambio en mí. "¿Qué está pasando?", Me preguntaron: “Pareces diferente".

Y fue entonces cuando decidí contarles mi historia. Total, si funcionó para mí, tal vez uno de estos chicos necesitaba mi "ayuda" también.

Y, vaya que si la necesitaban! Todos y cada uno de los chicos que se enteraron de lo que había hecho quería tener en sus manos mi receta especial para tener erecciones como una piedra. Me hizo darme cuenta de cuántos hombres estaban luchando con los mismos tipos de problemas como los míos. Así, pasé unos días destilando toda mi investigación en una especia de guía.

Enumeré los alimentos y suplementos que necesitaban. Le expliqué cuándo y cómo poner todo junto para obtener los mejores resultados. Incluso incluí una sección acerca de qué hacer si - como yo - estaban obteniendo un resultado demasiado bueno… si sabes a lo que me refiero.

Como te puedes imaginar, hubo algunos escépticos en el grupo. Sin embargo, no pasó mucho tiempo para hacer que ellos creyeran. Quiero decir, no se puede discutir con una erección dura como una piedra, ¿verdad? En esa primera semana después de enviarle a los chicos mi "guía" hecha, recibí más llamadas, textos y correos electrónicos de ellos que los que creo haber recibido nunca. Todos estaban impresionados.

Cada. Uno. de. Ellos.

De hecho, mi mejor amigo y colega Brian me aparto un momento en el trabajo un día y compartió conmigo que la disfunción eréctil estaba arruinando la relación con su esposa. Desde hace años ya, había sido incapaz de complacerla y se sentía horrible. Incluso lo había amenazado con dejarlo en numerosas ocasiones. Y él piensa que ella puede haber incluso tenido una aventura ya. Yo ya había sentido muchas de las mismas cosas que él, así que podía entender el dolor que estaba pasando. Justo en ese momento, mientras él me estaba diciendo esto a mí, su rostro se iluminó y él estalló con la sonrisa más grande.

Veras, el había probado mi fórmula; y él y su esposa ya había logrado superar sus problemas y se disfrutaban como jóvenes amantes otra vez. "No podemos dejar de tocarnos“, dijo. No podía dejar de darme las gracias.

Entonces, había otros amigos que admitieron que - a pesar de que no tenían disfunción eréctil o cualquier problema para conseguir que se parara - habían decidido probar mi remedio sólo por el gusto de hacerlo. Ellos apenas podían contener su emoción cuando me dijeron que sus erecciones eran más duras, más grande y más satisfactorias de lo que jamas pudieron imaginar.

También me dijeron que sus novias y esposas querían asegurarse que me dijeran que ellas también estaban muy agradecidas.

Esto duró durante cerca de un mes. Más y más personas se enteraban sobre mi "receta" secreta.Se la estaba pasando entre amigos, en todo el país en realidad. Y fue entonces cuando tomé la decisión: Iba a ser difícil. Iba a ser un poco embarazoso. Pero, necesitaba compartir mi descubrimiento con el mundo.

Los hombres que estaban luchando con disfunción eréctil. o que sólo querían una mejor vida sexual necesitaban aprender acerca de lo que yo había descubierto. Necesitaban saber que podían obtener este tipo de resultados también y sin drogas peligrosas o costosas.

Y, eso es exactamente por qué estás aquí en este sitio web...

Yo había considerado acercarme a las grandes compañías farmacéuticas con mi descubrimiento, pero mi esposa me detuvo. "Claro, que te la podían comprar a ti“, me dijo. "Pero, entonces van a encerrar tu fórmula en sus bóvedas, evitando que nadie se entere." Y tenía razón. No se pueden patentar alimentos diarios y suplementos fácilmente disponibles. Y si no se puede patentar, no se puede hacer una fortuna a costa de los consumidores que los compran. Las compañías farmacéuticas no eran la respuesta. Ellos tienen cero interés en curar la disfunción eréctil. Necesitan que te quedes tranquilo, avergonzado y enganchado a sus productos.

Entonces, es cuando decidí crear este sitio web, poner esta presentación, y hacer que mi guía estuviese disponible a todo el mundo.

Mi Sistema Libertad para la Disfunción Eréctil, te da la única forma natural y libre de drogas 100% para eliminar tu disfunción eréctil, abordando la causa real y no sólo tratando los síntomas. Pasé meses convirtiendo esa primera "guía" que compartí con mis amigos y colegas en un programa integral que te da todo lo necesario para poner fin a tu sufrimiento y recuperar tu hombría - desde los diversos aminoácidos, enzimas y proteínas que necesitas, cuándo tienes que tomarlos, dónde se puede encontrar, y más.

Lo increíble es que - ya que los ingredientes fundamentales se pueden encontrar en muchos alimentos diferentes - tienes un montón de opciones, incluso cuando vas a cenar fuera, y nunca nadie sabrá que estás curando tu disfunción eréctil, en todo momento.

Además, el Sistema Libertad para la Disfunción Eréctil también te muestra cómo ajustar la fórmula para tu situación particular. Eso significa que puedes aumentar o disminuir la potencia según sea necesario y sintonizar los resultados específicos que estás buscando.

Además, es totalmente natural, tiene cero efectos secundarios, y es 100% probado y garantizado que funcionará para ti.

Al combinar el Sistema Libertad para la Disfunción Eréctil con cerca de $15 de productos de uso diario que se pueden encontrar en el mercado, tendrás todo lo necesario para comenzar a experimentar el tipo de erecciones duras como una piedra que tú (y tu pareja) han estado anhelando.

Lo mejor de todo, una vez que utilices este programa, incluso durante un período corto de tiempo, así sean dos semanas, los vasos sanguíneos se empezaran a relajar de manera natural. Así es, sólo tienes que seguir el programa durante 14 días y estarás encaminado a una vida con una stamina elevada, mayor grosor, y más erecciones satisfactorias a demanda.

Imagina lo increíble que te vas a sentir cuando puedas levantarlo y mantenerlo levantado por el tiempo que tu quieras? Se acabó el miedo al fracaso. No más preocupaciones del tipo si “funcionará?” Esto es lo que es posible! De hecho, esto es lo que 48,742 hombres ya han comenzado a experimentar de primera mano.

Hombres como Roger Hernandez de Miami Florida, que me alegró el mi día con su correo electrónico que dice:

Y, Pedro Fuentes de Santiago de Chile, con quien quizás podrías identificarte:

Así que, es el momento de hablar de costos frente a la inversión

Dado que el Sistema Libertad para la Disfunción Eréctil es un gran avance tecnológico para la disfunción eréctil, que ya ha funcionado para 48,742 hombres, estoy seguro de que puedes apreciar por qué había considerado inicialmente fijar el precio del programa de entre $200 y $400.

Si estamos siendo realmente honestos, eso es todavía mucho menos de lo que tendrías que pagar por un par de meses de Viagra, Cialis, o Levitra. Pero, eso no incluye el costo a largo plazo que los efectos secundarios de estos medicamentos pueden causar.

Una erección realmente vale tener...

Insuficiencia cardiaca...

Trastornos nerviosos...

Hemorragia en pulmones...

...coágulos de sangre, convulsiones, pérdida de la visión o depresión aguda que se han asociado con estas pastillas?

Yo no lo creo.

Así que, ¿por qué correr el riesgo? ¿Por qué gastar más de dos mil dólares al año para hacerse un conejillo de indias para los productos que pueden o no funcionar y que son una amenaza para tu vida en el peor de los casos? Especialmente cuando te puedes aprovechar de un tratamiento totalmente natural que sólo te costará unos $15 adicionales en tu tienda local para obtener los resultados que cambiaran tu vida como los he compartido aquí contigo?

Cuando se piensa en ello de esa manera, gastarse menos de $500 para este programa milagroso - que es, por cierto, sobre el costo de una inyección de testosterona - parece totalmente razonable, ¿no?

En particular, cuando sabes que la terapia de testosterona solo funciona en el 5% de los casos de disfunción eréctil y las inyecciones vienen con un montón de riesgos; riesgos que son tan reales como para que la FDA considere la prohibición de las inyecciones por completo.

Sin embargo, así como yo quiera recibir una compensación justa, tampoco quiero hacer nada que ponga el Sistema Libertad para la Disfunción Eréctil fuera del alcance de los hombres que realmente lo necesitan. No fue hace mucho que yo estaba en tu misma posición.

Los detalles de nuestras historias pueden ser diferentes, pero el sentimiento sigue siendo el mismo. La humillación. El dolor. El dormitorio frío. El sentimiento de no ser lo suficientemente bueno. De no ser un hombre de verdad. No quiero que ningún hombre se sienta así nunca más. Y con el Sistema Libertad para la Disfunción Eréctil, ya no tienes que hacerlo.

Y es por eso que no me sentiría bien cobrando $ 200 o más por el Sistema Libertad para la Disfunción Eréctil. Ni siquiera quiero cobrar $100 dólares para este programa que cambia vidas y que ha transformado totalmente la vida de más de 48,742 hombres como tú...

Así que, si actuas en este mismo momento, y mientras este sitio web esté activo, voy a dejar que obtengas el Sistema Libertad para la Disfunción Eréctil y todo lo que incluye: la guía, la lista de alimentos y compuestos, los detalles de cómo, cuándo, qué y por qué, todo... por una única pequeña inversión. ¿Acaso no vales la pena?

Es muy fácil empezar

Simplemente haz clic en la opción Comprar Ahora en el botón de abajo. Esto te llevará a mi página de pago 100% seguro.

Precio Normal: $150  

Tu precio hoy $10

Una vez que estés en esa página, podrás introducir tus datos, pulsar enviar, y en ese instante tendrás acceso inmediato al Sistema Libertad para la Disfunción Eréctil y todo lo que ofrece. Siéntete libre de seguir el programa en línea, en tu teléfono o tableta, o descargarlo todo. Incluso puedes imprimirlo y compartirlo con tus amigos. Es tuyo para hacer lo que quieras con el.

Y, para que sea aún más fácil para ti, he decidido hacer de esto una decisión sin riesgo. Esto se debe a que estoy protegiendo tu inversión con mi “garantía de 60 días de devolución de erecciones dura como una roca"

Es muy sencillo: Haz clic en la opción Comprar Ahora en el botón de abajo. Disfruta de todo lo que está incluido en el Sistema Libertad para la Disfunción Eréctil. Pásate 60 días - que son dos meses enteros - probándolo. Yo quiero que veas de primera mano lo bien que funcionará para ti. Dale una vuelta, pruébalo y demuéstrate a tí mismo que los resultados son tan buenos o mejores que como los he descrito aquí.

Si no estás satisfecho con el tamaño, la frecuencia o la calidad de tus nuevas erecciones por cualquier razón en absoluto en esos primeros 60 días, simplemente envíame un correo electrónico y te devolveré tu dinero completamente. Sin preguntas. Sin letra pequeña. Sin sutilezas. Obtendrás un reembolso inmediato hasta el último centavo. Tanto así creo en el Sistema Libertad para la Disfunción Eréctil. Es que, cuando ha funcionado para más de 48.742 hombres, sé que funcionará para ti también.


El Sistema Libertad para la Disfunción Eréctil va a cambiar todo. Te sorprenderá lo que sucede cuando recuperes tu erecciones. Es como magia. Todos los aspectos de la relación mejorarán. Te sentirás mejor y más seguro de tí mismo. En una palabra, la vida simplemente será “maravillosa”. Pero, si quieres experimentar este tipo de resultados para ti mismo, es necesario que actúes ahora.

Eso es porque - aunque sé que esto puede sonar extraño - mi mujer no está totalmente cómoda que mi nombre esté relacionado con un producto para la disfunción eréctil. Ella sabe que es lo correcto, pero ella no quiere que el Sistema Libertad para la Disfunción Eréctil sea lo que nos defina por el resto de nuestras vidas. Ella está muy bien en este momento, pero no puedo garantizar que ella no cambie de opinión de repente.

Por lo tanto, no me podrás culpar si dejas este sitio hoy sin llevarte tu copia del Sistema Libertad para la Disfunción Eréctil. Porque la realidad es que podrías volver en unos pocos días sólo para encontrarte que el programa ya no está a la venta. Entonces, en ese momento no te quedará más opción que rezar para que consiga que Sarah cambié de opinión.

No quiero que esto te suceda. Y si estas estás luchando con problemas de disfunción eréctil ahora mismo… por qué no llevarte la copia? Sobre todo cuando solo se necesita una pequeña inversión para poner fin a tu sufrimiento y vergüenza para siempre?

Recuerda, no hay ningún riesgo para ti. Todo está garantizado. Una reversión completa y permanente de tu disfunción eréctil está a sólo minutos de distancia.

Por supuesto, tu eres el que puede tomar la decisión final. En unos pocos segundos, el vídeo va a terminar y entonces necesitaras tomar una decisión. ¿Es hoy el día en que cambias tu vida para siempre, o es hoy el día que mantienes tu cabeza llena de vergüenza?

Tú puedes seguir sufriendo con la disfunción eréctil, o comprar a esos costosos y perjudiciales tratamientos, inyecciones, medicamentos, pastillas y cremas. Si el gasto de un bote lleno de dinero y poner tu salud en riesgo real está bien para tientonces no hay mucho más que pueda decir.

Una vez más, es tu elección. Pero, estoy aquí para decirte que, tienes una opción. Una opción que podría cambiar todo.

Al final, es la única opción real que tienes. Y como he hecho que el Sistema Libertad para la Disfunción Eréctil esté disponible para ti 100% libre de riesgos, debería ser una decisión muy sencilla, ¿verdad?

Creo que sabes lo que tienes que hacer ahora mismo.

Haz clic en ese gran botón de abajo que pone Comprar Ahora. Mira el programa. Mira qué simple es. Toma ya la mejor decisión de tu vida. Nos vemos dentro.

Este ha sido Guillermo dándote las gracias por hacerte a ti mismo una prioridad en tu vida y ver mi video.

Ordena Ahora Mientras Puedas!

Precio Normal: $150  

Tu precio hoy $10